13:49

Entre este tipo y yo hay algo personal....


Asì lo canta el Nano, y es ,masomenos lo que pienso cuando lo veo.
El relato es el siguiente.

A un año de la catástrofe causada por el huracán Katrina, George Bush llegó a Nueva Orleáns para prometer lo mismo que ya había prometido hace un año. Por la mañana, desayunó en compañía del alcalde en un flamante restaurante, el Betsy’s Pancake House, ubicado en medio de un barrio donde por todos lados siguen viéndose las huellas de la tragedia. “Presidente, ¿me va a volver a fallar?”, le preguntó una camarera cuando Bush caminaba hacia su mesa. “No, señora –respondió el presidente, sin poder esconder una sonrisa–, ESTA VEZ NO...”

Un tremendo pelotudo,sin duda alguna.

Comment (1)

No se por que me hace acordar a nuestros politiqueros locales, sera que la politiqueritis argentum haya llegado tan lejos como para contagiar al Amo del Norte?