18:13

Javier Malosetti.Niño.


Definitivamente SI.

Escuche la torpeza de un crìtico de mùsica ( seràs lo que debas ser o seràs crìtico de algo, decìa Don Josè de San Martìn),de menoscabar al arte de Malosetti considerando a su Mùsica como........Jazz Chabòn.

Me alegro por èl.
Por Javier digo,no por aquellos acostumbrados al Jazz Mariquita,de melodias infantiles,de tocar como pidiendo disculpas,avergonzados de hacer Jazz,o los peores que lo hacen pensando que el Jazz es para entendidos...esos se pueden hundir en el olvido.

Aca tenemos a uno de los Mejores exponentes de mùsica Instrumental nacional,sin distingos de edades.
Para escucharlo bien fuerte.sin importar lo que te diga el Administrador de tu Edificio.
Con la emociòn del mejor Blues,sangrando sus dedos despùes de la cosecha de algodòn y entonces vivo,y cantando con una sonrisa.
Niño es mucho mas que Jazz. Es un grito pidiendo ser escuchado,lo màs fuerte y lo màs loco que nunca.
La alegrìa de este disco es el que me llevo,y los invito a disfrutarlo porque siento que recobramos ese tipo de Jazz Argentino,ese de la personalidad,de la mixtura de influencias eternas,esas que confirman la realidad de que el Jazz dejò de ser negro.

Es mas que eso.es la celebraciòn del instrumento,el dialogo,hacer un coca-Cola en la playa con amigos de siempre sin que la pelota toque el suelo jamàs.

Y al mando de un bajista,ese mùsico tan olvidado y sin embargo presente en toda arquitectura de sonido y armonias.
Generoso como buen jazzista todos los mùsics que acompañan charlan,su lenguaje nos deja entrever que si bien perdemos por goleada con la mùsica comercial,vale la pena seguir jugando cada vez con mas ganas.
Advice y Bring me Your Cup me salvaron el dìa,igual hay otras perlas dificiles de excluir.

Gracias Javier.
Tell me Something Good.
Y lo hiciste.

Comment (1)

Javier es de una finesse absoluta a lo hora de hacer sonar su instrumento como pocos. Amen de tocar la viola y cantar, como si esto fuera poco. No me extraña que algun musico frustrado que oficia de crítico, montado en la envidia y resentimiento con la excelencia que tiene, haya hecho una mala crítica de el. En buena hora, parafraseando a Cervantes " Ladran Sancho..." Me alegro de poder haber disfrutado uno de sus shows aca en Mendoza, tierra olvidada del interior donde lleno el Independencia, nuestro Colon vernáculo. Un genio, el pibe.Punto.