10:01

Lo que quiero el año que viene. ( otra vez )






Esto pretendo para mí el año que viene...después de querer algo parecido, desde hace tres.
Lo quiero el año que entra.
No antes, ni después.


Mi obsesión es ser querido. Lo confieso descaradamente.
No sufrir tanto, no autocompadecerme tanto.
Amo vivir, y necesito dejar vivir a los que quieren vivir ok?, eso...que vivan!
No ser una mierda de persona. Eso busco.
Confiar en la sinceridad de los sentimientos ajenos. Confiar en la sinceridad de los míos.

Olvidarme de todo.

Conservar mi buena y sufrida mujer todo el tiempo que pueda, amar a mis hijos, aunque estèn cada vez más lejos, y no quieran amarme como yo quiero que me amen.

Deshacerme de esta actitud de salvaje, ser más social.
Ganarme la solidaridad y lealtad de locos y desesperados.

Hacer más ejercicio.

Querer y cuidar mejor a las plantas . Lo hago bien, porque tengo a cargo seis , que reciben estoicamente mi habitual dosis de agua y olvido.

No disculparme de ese imbècil que no me quiere. Por que deberìa?
Espero caminar màs,y escuchar a los que saben, tambìen màs.

Nunca le creì al tipo que me dijo un día que habìa elegido el camino de los fracasados, porque me rio a veces, y al hacerlo, confirmo que triunfè, entonces, este año cuando me lo repita de nuevo,tampoco le harè caso.

Prefiero no hacerme el tonto.

Necesito que la vida me pegue en el rostro con tu sonrisa.
Quiero besarte, antes que te vayas para siempre.
Voy a perderte al fín, pero no estás enterada, ni siquiera leyendo esto.
Estás fatalmente enamorada ,y se sabe que los sentidos en estas situaciones se alteran, modificando la realidad, el destino ,el color del la luna o el formato de Tokio.
Quiero hacerlo el año que entra.
No antes,ni después.


En la determinación está el ocaso.
Lo aprendí este año , que está por marcharse ya.
Me chupa un huevo, sí, leiste bien, me chupa un huevo escuchar las quejas de los privilegiados y quiero ser cada vez más inmune a esa obscenidad.

Deseo paz,buscándola en la poesía de los hoteles abandonados, como Ballard bien lo dijo una vez.

Quise leer muy poco, y no influenciarme, para lograr ser escritor.
Ok,...fracasé.
Asumo estar condenado a ser lector. Es cómodo, mucho mejor, me voy a acostumbrar y el mañana no se extingue.

Cuantas veces morí este año?...dos, no es tanto.
Para el que viene espero no superar esta estúpida marca.

Volviendo a vos, lamento mucho que hayas estado a mi lado con el miedo cruzándote el alma!.
Pero estuviste.
Por eso y tantas cosas ,te pido perdón y espero repetirlo.
Una mirada tuya vale todo el té de la China.

Quiero desearte, para no estar tan solo.
Para no dejarte tan sola.
Para no quedarnos solos los dos, diluidos finalmente en una magnifica desolación.

Para el año que viene deseo empezar algo y dejarlo a la mitad, como siempre, asì sabrè que estoy incompleto, como siempre...

Espero tener un amor imposible, buscar algún tesoro perdido en la geometría de la crueldad y admirar música nueva, es decir, escucharé siempre a Bill Evans .

Sin embargo, quiero concluir esos textos que me han iluminado tanto , cancelada la exigencia morbosa de la urgencia .
Revisitarlos, con placer, como arribando a la casa de una tia buena , con su bizcochuelo de naranja enfriándose en la ventana, esperándome .


Quiero contarte un secreto.
Niguna mujer se ha quitado la vida por mì , o ha sufrido innecesariamente.
Me alegro por eso.
Porque sé que no valgo una puta bala de un puto corazòn como el mio, de una puta tragedia que lleve a alguien a hacer algo tan tonto, tan descuidado y tan inhumano, con alguien tan tonto, tan descuidado, y tan inhumano como yo.

Aspiro cumplir esos 43 en Junio de ese 2010.
Lo necesito. Por què?...lo sé bien , pero no quiero contarlo hoy.
Quiero hacerlo el año que entra.
No antes, ni después.


Bailar rumba,tango o malambo,...lo que sea.
Me hice la misma promesa hace ya tres.
Puta madre, también fracasé en esto, maldita sea!!!.

Fuì muy malo para bailar, como tambièn para emborracharme y ponerme grosero con el dueño del bar. Espero aprender el año que viene a emborracharme bien, para no ser tan grosero con el dueño de ese bar.

No hubo flores, no hubo despedida alguna para atesorar.
No hubo eternidad.
Esto necesito urgente el año que empieza.

He tomado una vez de ese cáliz, y he bebido de la sangre nueva y eterna que será derramada por mi, para el perdón de mis pecados.
Quiero hacer esto, el año que viene, en conmemoración mia.
Sé que Dios no cree en nadie , ok, anhelo creer en él ,el año que viene.


Y ,como bien dice Ernest , aquì me quedarè entonces, encerrado viendo el mar donde brilla un revolver, pero con la forma de tu cuerpo entre las sàbanas.

Esto pretendo, mis amigos, después de querer algo parecido desde hace tres.

Lo quiero el año que entra.
No antes, ni después...



Marcelo César Camisay
Buenos Aires, 26 de Diciembre de 2009.






El texto se ha agrandado más y más y pasó, estimo, por dos cosas.
Me lo permití tontamente , y por la tozudez de él, que no me libera de corregirlo.
Temo que al final, con el paso del tiempo, haya finalmente escrito el libro que nunca quise hacer...por su culpa.
Y la mia.

Comments (4)

Se que mis palabras quedaran ahí en un delete apresurado. pero cada vez que te leo, en cualquiera de tus frases y comentarios, me digo a mi mismo, este Camisay cada vez lo soporto menos...El muy puto no se contenta con mis comentarios, no busca mi aprobación ni la de nadie, y lo peor del caso es que la tiene y no se la puedo dar.

Que tengas buen año Camisay. (Macelo...)

jajaja Bueno Mariano, feliz año también para vos!!!

Cada vez me soporto menos yo también.....

que lindas palabras hay tanto en ellas de ese personaje que desidistes construir que cada ves cuesta mas ver el bosque kamisay.
En fin simplemente deseo que estuvieras aqui............¡¡¡derriben el muro¡¡¡

(no se si te distes cuenta pero no respondistes el comentario anterior) -Goldmenber-

Goldmenber.
No saco quien podés ser!!!!!!

Te pido me escribas a mi correo privado gracias y disculpas!!!!!