8:11

La alegria no es solo brasilera...



Si Charly, tenés mucha razón.
También es nuestra.
Mucha suerte  Dilma!!!
Ponele.