20:22

Silhouette



"Lo que nunca nos contaron; son las crónicas de tu andar.
Narro esa aventura entonces."





camino lento
descalzo
corro enloquecido
descalzo
viajo en paz
descalzo

fragmentos de lo mejor del año
festejo íntimo de la cena
tus zapatillas azules en el balcón;
una odisea del vinilo
suficiente magia en la vereda
te pido:
volvé al escenario.
Me gustaban tus pelos despeinados,
el suéter que encontraste tirado en la vereda
Y en el nombre del padre,
del hijo
y del espíritu calmo
amén.


...para volverme loco
tus poemas
son una medicina perfecta

Como carecía de instinto
me prometí  interpretarnos.
tengo monedas en el bolsillo
con los lápices del dibujo inconcluso
De algún modo;
el elíxir del orgasmo vespertino
el peine de níquel
Y  después sería el valle;
donde ese revólver está escondido.

Pero el fenómeno no termina en tus sueños;
es indispensable
plantear
respuestas
a preguntas que no hice
intenciones absurdas
la locura del tránsito
mis propios intereses,
el burdel de la vuelta que no quiere recibirme
De mis pecados me acuerdo
de las cornisas no,
del plato del perro
de cuando temblé de frío
o cuando te llamé y te conté mi historia.

Duermo con mis ojos abiertos
a través de las confesiones
la riqueza de esas mesas de hierro;
donde nos miramos a la cara
Y confesamos aquella verdad.
Nos perdonamos,
y entramos al paraíso

Por eso y desde entonces
cada beso se llama gracias!
Abuelos y nietos
esperan
en la orilla del mar.
Susurra otro viento,
otro latido
Me siento venturoso al poder cantar esta canción
mi propio hogar,
mi propia casa,
mi propia guerra.

Nadie puede decirme  como saltar
En un sentido,
imagino utopías desnudas
ausentes de calor
vagabundeando por el barrio chino
Quien me oye,
escucha mi sangre
Quien pelea a mi lado,
se descubrirá a si mismo
Cortázar, te estoy robando
y quiero que lo sepas

Para un hombre, la palabra
Para la imagen, cicatrices perfectas
Un madero está siendo labrado con tu nombre
con lo impenetrable,
sería ideal
me encantaría,
que pasaran de largo.


Las cadenas de ceniza
al costado del camino
tienen cada letra de tu apellido



Marcelo Camisay
Marzo de 2015