12:04

Darle una oportunidad a la piel.





Darle una oportunidad a la piel.


Hay que pisar la nieve...
hay que volver hacia adelante.
Besar al caminante,
hay que saltar después...
hay que aferrarse.
Perderse.
Mirarla reir...
sufrir esperando el pecado,
denunciar lo sublime,
hay que pegar...
hay que recibir...

Manchar con la sangre de la victoria las sábanas de la reina.
Hacer lo que hay que hacer... hay que definir.
Entrar.
Sentir el rescate a tiempo...

Tejer.
Manipular.
Temer,
descansar, después de tanto rogar,
mirar adelante,
mirar hacia atrás,
ordenar los pliegues del hastío,
construir.

Señalar el fin de los tiempos,
ser cotidiano.
Celebrar la soledad,
tornarse fantasma,
tomar un libro,
salir a pescar ignorantes,
ser mujer.
Usar la ironía…

Hay que estar quieto.
Hay que vigilar.
Hay que castigar.

Perdonar el tiempo que pasa…
nadar en lo barroco del mundo…
satisfacerse...
libertarse...
contemplar el sendero...
tener lucidez...
escribir en papel a falta de arena...
dormir con alguien...
tener memoria....
subirse al ego...
[hay que bajarse de él].


Adivinar el color del mar...
despedirse con el pañuelo entre los dedos.
arrojarse...
contemplar todo lo roto.
Hay que morir
y saltar desde el puente de la historia...
Dejarse llevar,
entender,
pensar al fuego como un inquisidor,
izar una bandera,
ponerse de pié,
elegir una estrella.

Hay que estar ebrio.
Hay que descubrir
despedir para siempre al pesar,
cerrar una puerta,
comprar líbido.

Ver a los ojos...
descifrar el símbolo..
hay que acordar…
hay que estar de paso...
estar atento.
Permanecer callado.
Entender el dominio.
jugar...y perder.
Romperse...
Mimarse.

Hay que combinar...
Hay que ser el idioma del diablo…
Tomar lo prohibido...
Estar ausente…
Lograr el milagro...
Colgar un cuadro,
ser libre,
cantar.

Celebrar la absolución...
llegar a una casa...
ensuciarse de penas...
entrar en la posguerra…
separarse...
desobedecer.
Hay que triunfar…
hay que reparar el cáliz...
volar...
Saberse herido de muerte.
Ser tan infinito como vos.


Hay que darle una oportunidad a la piel.


Hay tanto por hacer.
Y solo tengo siete segundos.



19 de Marzo,2011.
Marcelo César Camisay.