11:07

Rescatando al soldado Camisay



El Soldado concripto Alfredo Isaias Camisay, llegó como parte del Grupo de Artillería Aerotransportado 4 (GA Aerot 4), a Malvinas, y fue destacado en el perímetro defensivo de Puerto Argentino.

Soportó el primer ataque inglés del 1ro de Mayo a esa zona, y luego, el 22 de Mayo,  fué asignado junto con su unidad,  a la zona de Darwin-Pradera del Ganso.

El 29 de Mayo tuvo que padecer la rendición de la plaza, y retirarse nuevamente a la capital. Hasta el 14 de Junio, recibiendo el intenso fuego naval nocturno y diurno de las tropas de tierra inglesas,  no dejaron de apoyar a los soldados argentinos en batallas ya históricas, como Monte Dos Hermanas, Monte Longdon, Moody Brook, hasta el final, el 14 de Junio.

A través de los buenos oficios del Teniente Coronel Bilgres, y el Coronel Lamadrid, logré llegar hasta él. Mi intención era, y lo sigue siendo hoy, escucharlo, preguntarle cosas que mi inquieta curiosidad no puede evitar, sacar conclusiones, meditar sobre todo aquello.

Su esposa e hija me dijeron que jamás dijo nada.
Y que no quiere hablar. Que todo lo que sucedió allá, se quedará en la turba de Malvinas.

Mi frustación por el encuentro, terminó dando todas las respuestas que quería escuchar.
No hay curiosidad posible, las conclusiones están satisfechas, meditar es fútil. El Soldado Camisay lo sabe bien. Y hace mejor en guardárselo.
Sin poder haberlo visto, él me lo enseñó con su silencio.

La guerra es una mierda.
El fracaso del humano como especie.
La muerte, su fiel amante.

Cuando los argentinos celebramos Navidad o Año Nuevo, en la medianoche, las explosiones, los fuegos en la oscuridad alegran a la mayoría, pero,  según me contaron algunos veteranos, algunos entran en un pánico inimaginable,  muchos,  se esconden debajo de las mesas.
Recuerdan el terror, el olor a pólvora, los gritos desesperados, las pérdidas irreparables.

Es por eso que salvar al soldado Camisay, es una misión que me tendrá ocupado, lo que me queda por vivir.

Para mi, hoy es un soldado desconocido, que lleva mi apellido.
Y que estuvo con su camarada Juan López y John Ward.
En un tiempo que no podemos entender.




Enlace del Ministerio de Defensa donde figura el soldado Camisay
Gracias a Jorge Luís por las últimas frases de la nota.

Ponele.

Comments (0)