22:26

Breves instrucciones...


...para construir un sueño a medida, justo el Octubre donde Enero se marchó.


Creé - te lo pido por favor -  que todo es posible.
Que se puede. Que se debe.
Los sueños no se enamoran de los cobardes.
Abrazan al optimista, deploran al crepúsculo.
Y mueren de pasión por los luchadores.
Los sueños pueden ser de a dos.
Si no funciona, abraza a tu compañera, deseale suerte, que siga soñando su propio sueño. Dejala ir.
No era el tuyo. No era el de los dos. No es grave. Es la vida.
Soñar no representa esfuerzo alguno.
Anida en la mente, la palabra lo amplifica, la utopía de Galeano lo alimenta, y se cosecha cantando. A los gritos.

El vocablo clave es paciencia.
Todo el coraje se concentra ahí.
Sos propietario de tu sueño, pero solo hasta que se cumple.
Luego, a distribuirlo, evangelizar, convencer. Esa es tu verdadera misión.
Establece  un pacto con tu sueño. No se lo dirás a nadie, salvo a todo el mundo.
Sin un sueño, la vida en la Tierra es imposible.
Por ello , no es la ausencia de oxígeno lo que mata a los hombres, sino la de los sueños que no se encaran.
Es probable que tengas que borrar para siempre cosas del pasado por un sueño.
Para eso el sueño lo pide . Para escribir algo nuevo sobre lo borrado.
Hacelo.
¿Tener un sueño o que el sueño te tenga a vos?. Neil  lo sabe.
Así pues, que el sueño se apodere de tu hálito,  tu ropa, tu pradera, tu iglesia, y  tu cama.
Sé salvaje con un sueño. Sé implacable.
El te pega en el alma todos los días.
Respondele con furia, gritale en su cara que lo vas a lograr.
Logralo.
No te quiere rendido, el te quiere de pié.
Un sueño te enseña a no sentir miedo al futuro.
Saltá al vacío, y  no te olvides de llevar un buen sueño de paracaídas.

Confieso sin pudor que todo esto no es un pensamiento originalmente mío.
Un sueño me lo contó alguna vez.
Recuerdo que fue antes del Enero que se marchó en Octubre.
Un Marzo.
Finalmente, y a modo de despedida, proclamo...

No hay techo para soñar.
Serás siempre todos los ladrillos. Siempre todas las tardes.
Construí, hasta las lágrimas,  con la argamasa de los sueños.
Hasta la muerte
Hasta la última plegaria
Hasta el sol


Marcelo Camisay
Octubre de 2013
A 3 años de Rush en Argentina.